Ir al contenido principal

Reseña de El DIARIO DE LUCÍA por Mariela Saravia.






El Diario de Lucía o de una “pija” pero antes de entrar en detalles mayores, resolvamos el enigma que despierta “pija” en el vocabulario español. En España una chica pija, es aquella chica  tonta y creída. Esa chica con "con pedigrí".

Ahora que ya sabes lo que significa, puedes acomodar tus pensamientos y saber que la cosa no va por donde creías. Así te diré que es una novela ligera relatada por la voz humorista de Elva Martínez, una maravillosa bloggera, filóloga inglesa y ahora maravillosa escritora. Cada capítulo es un nuevo despertar a diferentes emociones y por supuesto a un pasaje de leída completa y obligatoria de principio a final. Porque una vez que te embarcas en el navío y amplio mar de letras, difícilmente podrás dejarlo a medio leer sin llegar hasta el final. La curiosidad te pillará… ¿Qué pasa con esa “pijilla”?  

La historia gira en torno a Laura, una mujer soltera en sus treinta y tantos que se debate entre dos pretendientes. Daniel su primer pareja sufría del síndrome de Peter Pan. Aquel síndrome tan común en la mayoría de los hombres no solo inmaduros si no que temen a dar el primer paso, porque prefieren andar volando por el cielo de sus fantasías ilusorias, que atreverse a caminar por el suelo de la realidad amenazante y volar de la mano de su amada hasta un sueño compartido. 

El dolor que le provocó a Laura descubrir que Daniel no era el hombre que esperaba y de sentirse confundida por amar a otro, la llevó a adoptar un personaje ficticio y desahogarse en el blog. Sin conocimientos previos en blogería, Laura empieza a relatar sucesos de su historia romántica y la ilusión que le provoca ver cómo los desconocidos le siguen. No solo ella si no también ellas, se emocionan con su historia incluso sin saber si era realidad o ficción. Todo ese cumulo de experiencias, la lleva a seguir relatando cada día más y a dejar una final abierto para dejar picadas a las lectoras ¿Qué pasará en el siguiente capítulo? Laura se convierte en Lucía y  se deja embriagar por las dudas que la envuelven no solo a ella, sino también a su personaje; Laura o Lucía… Ricardo o Juan… ¿Quién es mejor? 

Es en ese arremolinamiento de sentimientos encontrados, es donde aparece  “El diario de Lucía” una novela de blog inspirada en su propio drama romántico, pero ¿Quién diría que la vida le daría más vueltas que a un trompo? Entre más escribía, más se adentraba en los personajes ficticios. La vida de Laura o de Lucía, ahora era un relato novelístico del que no podía salir bien parada y lo peor, ya no solo estaba escrita en un blog si no que su vida también era una novela.  

Cuando Laura empezaba a sentir esa ilusión de amor adolescente por Lucas, Daniel aparece de nuevo en su vida, esta vez para darle una sacudida de pies a cabeza. El flechazo era directo y no solo de amor si no de duda… ¿A quién amaba?  Los gritos desesperados de su corazón, la hacían pedir dirección al grupo de seguidoras en su blog y en su vida personal, se debatía en dos vertientes: darle otra oportunidad a Daniel, quien después de seis meses había renunciado a ella u olvidarlo por completo y dedicarse a Lucas por completo, pero como el corazón es un niño pequeño y no sabe bien qué elegir, Laura decide probar con ambos. Solo así su corazón sería capaz de decidirse por alguno de los dos. Jugar con fuego era peligroso, pero era la única opción que tenía. 

Semanas más tarde, cuando su blog llevaba más de cien seguidoras y cuando Daniel descubrió los personajes detrás de su historia de amor con Laura, un correo le cambió la vida. Laura dejaría de medio lado los trabajos de traducción, para seguir con “El diario de Lucía” ya no en su blog, si no a lo grande con la Revista Woman. Su vida empezaba a tomar color, pero su alma estaba sofocada por la niebla oscura de la culpa y se dividía entre el éxtasis de ser una figura reconocida y la martirizadora interrogante de: ¿A quién elijo? 

Descubre a quien elige Laura; si a Lucas ese hombre romántico y tierno decidido a luchar por ella o a Daniel ese hombre inmaduro y sensual que de solo verlo, la hace estremecerse.  

Mariela Saravia; poetiza y novelista Latinoamericana

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿No me crees? Primer Capítulo

Como comentaba ayer, ¿No me crees? saldrá publicada en breve en todas las plataformas de Amazon, tanto en versión digital como en papel. Hoy te traigo un pequeño adelanto, el primer capítulo; ya en él las seguidoras de la historia en Wattpad encontrarán grandes diferencias. 
¡Ah! Si quieres leer la historia al ritmo de la música, que en ella aparece te invito a escuchar laplaylist en Spotify.  Ahora dale al play y emprende el inicio del viaje de Colibrí...
Capítulo 1: ¿No me crees?
Agosto 2016
<<Solo una hora, solo te queda una hora de vuelo. Uff…Ya no puedo más, de verdad, ¿por qué estaré tan alejada de todo el mundo? ¿Quién me mandaría a mí irme a vivir a San Francisco? ¿A qué hora llego a Edimburgo? A ver, si salí de San Francisco a las siete y cuarto de la tarde, qué hora es en Londres ahora?>>, se preguntó mirando el reloj, intentando hacer el cambio horario, percatándose de la cara de curiosidad de su compañera al ver la diferente esfera de su reloj; regalo de su mejor a…

Saga Amigas y Treintañeras: Cuarto Libro.

Capítulo 1: El post-it.

Verano 2015¿Por qué cojones no contestas al teléfono, Patty? No tenía que haberle hecho caso, tenía que haber ido con ella al especialista, reflexionaba Aday volviendo a marcar el número de su novia sin obtener ningún resultado. Esto no es normal, hace más de una hora que debe haber salido de consulta, ¿qué coño ha pasado para no contestar a mis llamadas? Las paredes de la casa se le venían encima a Aday, comenzaba a desesperarse por la falta de noticias de Patty.  No quería ponerse tremendista, hacía más de una hora que intentaba hablar con ella, saber cuál había sido el diagnóstico; pero Patty no contestaba a sus llamadas y mensajes. ¿Y si se mareó yendo en el coche y le ha pasado algo?, se preguntaba recordando que aquella misma mañana se le había encontrado vomitando junto a la taza del váter. ―¡Mierda, Aday, tenías que haber ido con ella! ¿Por qué demonios será tan cabezota? ―reflexionó en alto volviéndola a llamar sin resultado. ―¿Sabrá algo  Silvia?

¿De Verdad Somos Tres?: Tercer libro trilogía "Tres No Son Multitud"

(...)

―No sé si voy a acostumbrarme a dormir solo. ―dijo Alejandro antes de volver a besar a Amanda. ―.Por extrañar, voy a echar de menos hasta tu cama. ―¿Solo a mi cama? ―rio Amanda notando los labios de Alejandro bajando por su cuello. ―Señorita González he dicho “hasta tu cama”, no tergiverses mis palabras que nos conocemos. ―comentó clavando su mirada en la de ella. ―. Mandy no sé cómo lo vamos a hacer pero esta distancia no puede durar mucho, yo ya los estoy echando de menos a los dos y aún no me he ido. ―Ale, no me digas estas cosas que ya bastante jodida estoy como para que me digas esto. ―dijo sin poder evitar las lágrimas. ―Eh, Mandy, no llores. Ya verás que encontramos una solución. ―¿Cuál? ―No lo sé pero algo se nos ocurrirá. ―¿El qué? ―preguntó antes de sentir los labios de Alejandro sobre los de ella. ― No necesito saberlo ahora.―dijo entre beso y beso. ―Podemos ponernos a pensar y dejar esto para otro momento. ―bromeó Alejandro. ―Ni se te ocurra―respondió Amanda sentándose sobre …